Lo que necesitas saber para comprar una bombilla de led

El mercado nos desborda con novedades, con productos y con nuevas características en bombillas de led, tanto que a veces es complicado estar al día. Pero, tarde o temprano, a todos nos hace falta una bombilla; para la cocina, para el salón, la habitación, la oficina, el trastero o infinidad de lugares. Y en principio, puede parecer sencillo comprar una bombilla, pero con la entrada hace ya unos años de las bombillas de led, hay que tener muchos factores en cuenta.

Hace ya unas décadas, podías comprar una bombilla solo sabiendo los watios (25W-40W-60W-100W) y la rosca (E27 y E14), pero por suerte o desgracia, hoy en día se ha complicado un poco más. Por ello, en esta publicación vamos a mostrar los elementos importantes de una bombilla de led para que compres exactamente aquella que necesites, para el lugar concreto, e incluso para el momento concreto. Cualquier bombilla puede servir para casi cualquier lugar, pero hay muchos factores que harán una bombilla, y no otra, la ideal.
 

Claves a tener en cuenta

Potencia.

La potencia de una bombilla marca el consumo de dicha lámpara. Antiguamente, cuando no habían tantos conceptos a tener en cuenta a la hora de comprar una bombilla, se asociaba la potencia a la cantidad de luz, cosa que, como mostraremos a continuación, hoy en dia no se puede tener como referencia. Dicha característica se muestra en W (watios) y podemos encontrar en el mercado bombillas de led desde 1W. Para una vivienda, las bombillas más comunes son las de 5W,6W y 7W. El consumo de las bombillas, que supone el 20% del consumo eléctrico en una vivienda, es el que hay que tener en cuenta para priorizar consumos a la hora de intentar ahorrar en la factura d ela luz. 

Temperatura.

Quizá sea este uno de los factores más importantes a la hora de elegir una bombilla. La temperatura de una bombilla de led, marcada en grados kelvin (K), indica la tonalidad de la misma, y en el mercado podemos encontrar tres tipos a grandes rasgos – que también puede variar según fabricantes-.

  • Luz cálida: orientadas al uso doméstico, los grados pueden variar, según fabricantes, entre 2700 y 3000 grados Kelvin, contra más bajo sea el número, más cálida, o más “amarilla” será. Este tipo de luz relaja y además crea un ambiente acogedor simulando las bombillas tradicionales.
  • Luz día: se emplean especialmente en zonas de trabajo, es tipo de luz ideal para oficinas, comercios, hoteles etc. También es usado en cocinas y baños, zonas donde se requiere más cantidad de luz.
  • Luz fría: es el tipo de luz más utiliza para aquellas zonas donde es necesaria una gran cantidad lumínica, y orientada también especialmente a joyerías o pescaderías por ejemplo. También utilizada en cocinas y baños por la gran cantidad de luz.  

CRI.

El CRI es el índice de reproducción cromática, y es una marca de calidad de reproducción de los colores. El CRI mide la capacidad de reproducción cromática de los objetos iluminados con una fuente de luz, y se expresa en un rango del 0 al 100, siendo 100 el valor ideal. El valor medio del CRI de las bombillas de led ronda el 80, según calidades. Este factor, aunque desconocido, marca la diferencia con la que percibimos los objetos, ya que una bombilla de led con un valor alto, ofrece una reproducción más fiel de los colores.

Flujo luminoso.

El flujo luminoso se muestra como lúmenes. Cuando tradicionalmente se compraban bombillas de 25w, 40w o 60w, en realidad no indicábamos la cantidad de luz que emitían, se usaba la potencia que consumía. Actualmente, con una especialización en la fabricación de bombillas, es mucho más preciso marcar la cantidad de luz que emite una bombilla, ya que los watios no marcan la cantidad de luz que pueden producir sino el consumo.

Por ejemplo, una bombilla esférica de 4W, emite 320 lúmenes. Una bombilla incandescente, para emitir la misma luz, ha de consumir 25W. La cantidad de luz es exactamente la misma, pero el consumo –factor por el que antiguamente se gastaba de referencia- es diferente.

Ángulo de apertura.

Factor también poco conocido, el ángulo de apertura de una bombilla de led puede cambiar mucho el enfoque de cualquier estancia o zona a iluminar. Generalmente una bombilla estándar tiene un grado de apertura amplio, pero cuando se trata de iluminar zonas concretas y crear ambientes especiales, las bombillas con ángulos cerrados pueden ayudar de una manera significativa. Por ejemplo, una bombilla dicroica para iluminar un cuadro, un escaparate o un rincón de la casa, con un ángulo cerrado, hará que la luz incida sobre un punto. Las bombillas de led con ángulos de apertura reducidos, se suelen utilizar sobretodo para escaparates, comercios y zonas donde interesa marcar un foco de atención. 

Estas son las principales características que tienes que tener en cuenta cuando quieras comprar una bombilla de led. Sí, actualmente hay que leerse todo un manual para decidirse por una bombilla, pero no nos alarmemos, no es tan complicado. Eso sí, actualmente tenemos la oportunidad de comprar una bombilla precisa para marcar un tono de calidez, de enfoque, de cantidad lumínica… no perdamos todas estas características a nuestro alcance, y parémonos a pensar un poco antes de comprar una – simple – bombilla de led. 

Tambien te puede interesar:

Bombillas de led dicroicas
Bombillas de led E27 y E14
¿Sabes cual es el gasto medio de… ?



Tu opinión es importante para nosotros, valora esta publicación:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…



Deja un comentario