Falsos mitos sobre las bombillas de led

No podemos negar que la iluminación LED ha transformado el mundo de la iluminación y ha revolucionado el mercado por su eficiencia, tamaño, resistencia y potencia.

Y es a causa de esta gran revolución, que se han creado falsos mitos alrededor, debido a su escaso conocimiento y a la abundancia de información que podemos encontrar por las redes sociales –a veces inexacta o falsa-. Por ello, vamos a exponer los que más nos han llamado la atención:

Las bombillas de led hacen una luz diferente e incómoda

Hace unos años, cuando empezaron a salir a la venta las primeras bombillas de led, la tonalidad de la luz era blanca azulada, lo cual podía resultar incómodo, poco estético y menos acogedor para muchos ambientes. Pero hoy en día hay en el mercado diversas tonalidades, intentando imitar a las bombillas tradicionales. Por generalizar, puedes adquirir bombillas con tres tonalidades diferentes en general; luz cálida 2700K, luz día 4200K y luz fría.

Así, no tienes que preocuparte por la tonalidad de las bombillas de led, ya que hay una amplia gama para adecuarse a todos los ambientes.

Las bombillas de led son caras e inaccesibles

No podemos negar que una bombilla incandescente es más económica que una bombilla de led, pero no podemos decir lo mismo de la gran mayoría de bombillas de bajo consumo. De hecho, en nuestra tienda online hemos empezado a retirar algunos modelos de bombillas que tienen un precio superior a las bombillas de led de características similares.

A pesar de esto, si comparamos la relación calidad, resistencia, una bombilla de led resulta la opción más económica a medio plazo. Hay que tener en cuenta que una bombilla de led tiene una duración de 20 veces más que una bombilla tradicional (20.000 horas aproximadamente), por lo que en un año ya habrás amortizado el gasto extra de la bombilla de led, y dispondrás de unos años más para olvidarte de la fecha de compra de esa bombilla.

Los leds duran para siempre

Bien, podemos decir que las bombillas de led tienen una duración muy extensa, pero no os dejéis engañar por falsas cuñas publicitarias. Todas las bombillas tienen fecha de caducidad, aproximadamente entre las 20.000 horas, cuya vida se verá extendida o reducida según el uso que se le de.

El led no se puede regular

La tecnología led es digital, y por tanto, se puede regular. Eso sí, no todos los fabricantes optan por realizar bombillas de led regulables. Podemos encontrar ya en el mercado bombillas de led regulables GU10, E27 …  eso sí, el precio sigue siendo ligueramente superior a una bombilla de led común.

Las bombillas de led necesitan un tiempo para calentar

Las bombillas de led, a diferencia de las bombillas de bajo consumo, no necesitan calentarse para iluminar mejor. Encender y listo. Además, a diferencias de las de bajo consumo, puedes encenderla y apagarla sin que su vida útil se vea afectada.

Las bombillas de led no generan calor

En comparación con las bombillas incandescentes y las de bajo consumo hay una gran diferencia, pero no podemos decir que las bombillas de led no generan calor.

La luz de led es perjucicial para la salud

Las bombillas de led no emiten ningún tipo de radiación infraroja ni ultravioleta, y tampoco contienen mercurio, por lo que reducen considerablemente el riesgo para la salud.

Las bombillas de led hacen menos luz

Por experiencia con nuestros clientes, podemos comprobar que está extendido el mito de que las bombillas de led hacen menos luz. Este hecho es completamente falso. El problema generalmente radica en el desconocimiento de las equivalencias. Cada fabricante tiene un tipo de led, con un rendimiento determinado, y es en las especificaciones de cada una donde tenemos que fijarnos en las equivalencias. Porque una cosa es ahorrar en consumo, y otra es adquirir una bombilla que no equivalga a la misma potencia que la que pretendes sustituir.

Estas son algunas falsas creencias de todas las que van circulando por la red. El mejor consejo, es tener en cuenta solo las fuentes fiables y, sobretodo, perder el miedo, para aquellos que aún no han dado el paso, a cambiar toda la iluminación de tu vivienda, oficina o empresa a iluminación led. El ahorro energético, el escaso mantenimiento, la gran durabilidad y resistencia, te convencerán.

Tu opinión es importante para nosotros, valora esta publicación:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…



Deja un comentario